SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.16 número23Protocolos de tratamiento y prevención en Gerodontología: Treatment and prevention protocols in Gerodontology índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Odontoestomatología

versión On-line ISSN 1688-9339

Odontoestomatología vol.16 no.23 Montevideo mayo 2014

 

La tutoría entre pares: primera experiencia curricular opcional en la Facultad de Odontología - UdelaR

Peer tutoring: the first curricular and optional experience at the Faculty of Dentistry - UDELAR

Collazo Mercedes*, 

mcollazo@cse.edu.uy

Hernández Ofelia*, 

Seoane Mariana*

* Docentes integrantes de la Unidad de Apoyo a la Enseñanza de la Facultad de Odontología, Universidad de la República. Uruguay


Resumen

En el marco de las políticas definidas por la Universidad de la República de respaldo al aprendizaje, la Facultad de Odontología presenta su primera experiencia curricular de integración estudiantil. En la carrera de Odontología, se verifica un importante retraso académico en los dos primeros años. El proceso de afiliación a la vida universitaria puede generar desajustes en los rendimientos y riesgo de desvinculación. Entendiendo la importancia del vínculo interpersonal entre estudiantes pares para la continuidad en los estudios, se propone generar estrategias articuladas que contribuyan a neutralizar la fragilidad al ingreso. La Unidad de Apoyo a la Enseñanza expone la experiencia del Curso Tutoría Entre Pares, curricular, optativo y teórico-práctico destacando que: estudiantes avanzados realizan el acompañamiento socio-afectivo, personal y académico de los ingresantes; afecta a toda la cohorte inicial; es de carácter semivoluntario; contempla un respaldo multidisciplinar; moviliza acciones de apoyo institucional complementarias y en red con otras estructuras de apoyo.

Palabras clave: Tutoría Estudiantil, Curricular, Ingreso, Inclusión Educativa.

Abstract

In the context of politics promoted by the University of la Republic for students learning, the Faculty of Dentistry presents the first curricular experience for student integration. We verify an important academic delay at first two years of the Dentistry career. The affiliation process might produces, delay and dropout for newcomer. Interpersonal ties presents between peer students generate a persuasive role for continuing studies. Our institution challenge is to articulate strategies that contribute to neutralise the fragility at these stage, generating conditions for a better academic performance. The Support Teaching Unit presents the curricular, optional, theory-practice course experience -Peer Tutoring- focusing on: formation of advanced students for social affective, personal and academic accompaniment to entire entrant cohort; semi voluntary process; an integral and multidisciplinary action of specialist people; mobilization of other institutional support actions; the establishment of an academic, administrative and co-government red of support.

Key words: Student tutoring, Curricular, Admission, Educational Inclusion.



Fecha recibido: 19.12.13 - Fecha aceptado: 27.03.14




1. Contexto institucional de la experiencia

La Universidad de la República (UDELAR) promueve desde el año 2007 políticas activas de apoyo estudiantil, en primera instancia a través del Programa de Apoyo y Seguimiento a la Generaciones de Ingreso y posteriormente, con un mayor alcance, a través del Programa de Respaldo al Aprendizaje. Esta iniciativa logra un alto impacto en términos de movilización e instalación de la preocupación institucional por el apoyo estudiantil, contribuyendo decisivamente a la construcción de una política específica, históricamente desarrollada por pocos centros universitarios. 
Hasta el año 2007 sólo siete facultades contaban con actividades formales de apoyo estudiantil. Actualmente casi la totalidad de las facultades, institutos y escuelas cumplen esta labor. 

Se trata además de una iniciativa innovadora en su enfoque de intervención que supone:

“a) atender las diferentes etapas de transición estudiantil, abordando no sólo el ingreso, sino también el pre-ingreso y el egreso de la Universidad; b) una concepción del apoyo que va más allá del abordaje de las situaciones de vulnerabilidad, procurando movilizar estrategias de sostén global a través de la promoción de vínculos solidarios e intergeneracionales que implican la acción conjunta y el protagonismo activo de los estudiantes; c) la construcción de una identidad universitaria que intenta trascender el ámbito de la carrera o la facultad en la que se inserta cada sujeto por medio de la transversalización de experiencias; d) la apertura de múltiples canales de intervención que buscan vehiculizar nuevas formas de participación, promoviendo la apropiación y la autonomía por parte de los actores involucrados; e) el desarrollo de estrategias y metodologías diversificadas y novedosas de apoyo (Bienvenidas, La Previa, Tutorías entre Pares, etc.) que, más allá de lo discursivo, se acercan al estudiante y no trabajan sólo a demanda, adecuándose a la amplia variedad de situaciones, teniendo en cuenta los aspectos subjetivos y contextuales; f) el trabajo en redes  como  uno  de  los  soportes fundamentales del Programa, involucrando una gran cantidad de actores institucionales, internos y externos, que hacen posible la amplia cobertura alcanzada y facilitan la legitimación de los procesos de intervención” (1).

La Facultad de Odontología, por su parte, desarrolla formalmente funciones de apoyo estudiantil desde el año 2005 a través de la Unidad de Apoyo a la Enseñanza (UAE), hasta entonces dedicada primordialmente al asesoramiento y el perfeccionamiento pedagógico docente en respaldo a los procesos de cambio curricular. A partir del año 2010 ésta incorpora un Curso optativo curricular de Tutoría Entre Pares (TEP) que paulatinamente se conforma en una estrategia integral de apoyo a los estudiantes que ingresan a la carrera.   

En el marco de sus líneas de investigación, la UAE identifica en los primeros estudios sobre desempeño estudiantil de la carrera de Odontología, una situación problemática a nivel de los rendimientos académicos, fundamentalmente en primer año. Se observan bajos rendimientos y un nivel de rezago que supera el 50% en este período (2). Esta característica, no obstante, no es privativa de la carrera de Odontología en la Udelar, en razón de su formato institucional.

Con un modelo de acceso abierto, los estudiantes de nuestra Universidad ingresan sin ningún tipo de restricción a las carreras, pudiéndose inscribir en varias de ellas a la vez. Si bien no se cuenta con datos precisos sobre el grado de desvinculación estudiantil, un importante número de carreras verifica un retraso académico mensurable fundamentalmente en las etapas iniciales de formación (3-4).

En los últimos años, por otra parte, la Udelar ha profundizado las políticas de acceso en la convicción de brindar mayores oportunidades de ingreso al reducido contingente de jóvenes que logra egresar de la enseñanza media (34%) (5).

El proceso de afiliación a la vida universitaria, de carácter académico y social, requiere romper con tradiciones y costumbres propias de la adolescencia (6). Esto genera desajustes en los rendimientos, rezago y riesgo de desvinculación y suele relacionarse con el cambio abrupto que vive el estudiante novato entre la enseñanza media y la universidad. A ello se suma, en el caso de nuestro país, la existencia de un modelo universitario de acceso abierto y los déficits que presenta la formación previa, todo lo cual configura una problemática altamente crítica durante las primeras etapas de formación terciaria.

El desafío inmediato de nuestra institución es respaldar este proceso mediante un conjunto de estrategias articuladas que contribuyan a neutralizar la fragilidad en el ingreso, posibilitando así la permanencia del estudiante y generando condiciones que permitan mejorar el desempeño académico. El conjunto de medidas de apoyo se vertebra en torno a una modalidad peculiar de TEP que tiene como características más sobresalientes: 1) forma a estudiantes avanzados para el acompañamiento socio-afectivo, personal y académico de los ingresantes a la carrera de Odontología; 2) comprende la tutoría a toda la cohorte inicial; 3) es de carácter semivoluntario ya que ni tutores ni tutorados participan de forma plenamente libre; 4) contempla el respaldo integral y multidisciplinar de especialistas cuando se identifican situaciones de riesgo; 5) moviliza otras acciones de apoyo institucional a los estudiantes que presentan déficits en estrategias de aprendizaje; 6) se desarrolla con el soporte de un funcionamiento en red de las estructuras académicas, administrativas y de cogobierno (centros de estudiantes).

El presente artículo dará cuenta del desarrollo de tres años de experiencia de TEP, aportando elementos evaluativos y conceptuales que podrán servir para contextos de carrera similares.  

2. La tutoría en los diferentes escenarios de educación superior

 

El escenario actual de educación superior a nivel regional e internacional impone una serie de desafíos vinculados a la evaluación de la calidad educativa y a la incorporación de medidas tendientes a mejorar la permanencia del alumnado en las instituciones. El rendimiento académico y la desvinculación de la vida universitaria se visualizan como problemáticas emergentes que requieren la implementación de medidas, fundamentalmente en la etapa de ingreso a la universidad (2, 7).

Existen múltiples definiciones de tutoría, la mayoría vinculadas a la acción del profesor, del docente, experto, o de organismos institucionales de asesoramiento específicos que orientan al estudiante sobre temas académicos, avance en la carrera, curriculum, etc (8).

Es posible conceptualizar a la tutoría por su resultado más allá de quién sea el sujeto tutor. Arbizu et al. (2005) en este sentido destacan que la acción de la tutoría en tanto “intervención formativa destinada al seguimiento de los estudiantes” se encuentra determinada en su accionar por la modalidad de intervención y las condiciones en que se aplique. Entendemos por lo tanto que el contexto social e institucional vinculado a un espacio académico tal, determinan la modalidad de la tutoría (9). En este sentido, la tutoría como acción de orientación y acompañamiento del estudiante universitario podrá atender problemáticas como el rendimiento académico, socioeconómicas, de afiliación social y académica a la universidad, etc., en relación con las condiciones y problemáticas que una institución educativa afronte. La tutoría puede no ser llevada a cabo sólo por el docente, o un experto en curriculum, aunque sí complemente algunas de sus funciones.

En la UDELAR se propone una tutoría en la cual los actores intervinientes son estudiantes, “…forma  de  atención  individualizada  a  la  población estudiantil que complementa la actividad docente y tiene como fin utilizar las potencialidades propias del estudiante para su mejor inserción en la educación, aumentar sus capacidades de aprendizaje y superar factores que juegan como determinante de su desestímulo. Otra población de estudiantes, más avanzados, actúa como referente, motivadora y facilitadora de la vida estudiantil, con un fuerte sentido de solidaridad y posicionándose por su cercanía etaria y su propia condición de estudiantes en un mismo canal de comunicación con sus tutorados”. Con esta perspectiva, el tutor es definido como “aquel  que  acompaña  y  facilita  los procesos individuales y grupales del aprendizaje” (10).

Álvarez y González (2005) destacan no sólo el conflicto de aprendizaje que vivencia el estudiante que ingresa en la universidad, sino también una serie de cambios vinculados a la autonomía, administración de los tiempos de ocio, concurrencia a clases no obligatoria, etc., que deben saber manejar para poder avanzar en este nuevo ambiente educativo. Caracterizan así al tutor como aquel “estudiante veterano que, a partir de su experiencia, facilita el proceso de aprendizaje a otros estudiantes que se incorporan a la vida universitaria, ayudándoles a clarificar sus objetivos, a conseguir las metas que se han planteado, a resolver dudas relativas a la enseñanza, a encontrar fórmulas para mejorar el aprendizaje y a acortar el camino en la resolución de problemas”. 

Los autores incorporan los diferentes asesoramientos que un tutor par puede generar: 1- características del plan de estudios; 2- resolución de problemas administrativos; 3- elaboración de trabajos; 4- estrategias de enseñanza; 5- habilidades sociales y de comunicación; 6- recursos bibliográficos; 7- preparación de exámenes y; 8 actividades culturales y participación en la vida universitaria (7).

En un intento de aproximación conceptual podemos decir que el sujeto destinatario de la tutoría es siempre el estudiante (en nuestro contexto, el estudiante universitario). En relación al sujeto tutor, la tutoría podrá ser docente, estudiantil o de apoyo a la enseñanza. En el primero de los casos, encontramos a la tutoría académica por excelencia, en la cual el docente cumple una clara función de acompañamiento y guía más allá de ser un transmisor de conocimientos. En el otro extremo se encuentran los apoyos que brinda la institución a través de unidades o departamentos destinados a tal fin, donde se orienta al estudiante en temas curriculares, de rendimiento académico y de orientación a través de “expertos” que, de ser necesario, realizan la derivación oportuna en casos de situaciones problemáticas de mayor envergadura. Ambas tareas (docente y de unidades académicas de apoyo a la enseñanza) difícilmente puedan contemplar a la totalidad de una generación o realizar un acompañamiento personalizado a todos los individuos que lo requieran. 
Es así que, contemplando el contexto de educación superior pública en el Uruguay, el rol que un estudiante avanzado puede ejercer como guía y acompañamiento personalizado se vislumbra como una determinante en la permanencia de los estudiantes que ingresan a la UDELAR. De esta manera contemplamos un tercer tipo de acompañamiento, complementario a los otros dos y nunca sustitutivo, pero con un gran potencial socio afectivo, que puede ser el más eficiente en la institución, la Tutoría entre Pares.(10
El hecho de que en la tutoría intervengan estudiantes (iguales), beneficia a ambos actores participantes del proceso, otorgando una serie de ventajas, entre las que se destacan: se crea un contexto de aprendizaje y comunicación favorable, un clima positivo; se favorece la autoestima y estimula el desarrollo de competencias de liderazgo, capacidad instructiva y trabajo colaborativo (7).

Las transformaciones actuales de los sistemas educativos que involucran convergencias de planes de estudios, evaluación de la calidad educativa y la mejora de los rendimientos académicos, establecen como requisito para alcanzar una mejora educativa el apoyo formal y planificado a los estudiantes que ingresan a la vida universitaria. 
En este sentido se establecen objetivos específicos de la práctica de la tutoría a saber: 1- apoyar la acogida y orientación al alumnado desde la llegada a la universidad; 2- ayudar al alumnado a integrarse y relacionarse en el entorno universitario; 3- asesorar al alumnado en estrategias de aprendizaje autónomo; 4- motivar al alumnado para que persista en el logro de sus metas formativas; 5- facilitar el proceso de planificación del itinerario formativo del alumnado y; 6- contribuir a la formación profesionalizadora mediante prácticas guiadas. Para cumplir con estos objetivos es necesario implementar un acervo de medidas así como establecer estructuras de apoyo institucional que determinen el marco de acción y orientación de la tutoría. 
Se observa que las diferentes instituciones educativas en función de sus necesidades y posibilidades, incorporan variadas estrategias de apoyo que involucran a docentes, estudiantes, unidades académicas, personal administrativo, etc. La tutoría de carrera universitaria, como una dimensión intrínseca de la propia acción educativa, aparece como una estrategia de ayuda relevante para que el alumnado se adapte a la vida universitaria, mejore su desempeño y defina su proyecto académico y profesional (8).

 

3. La TEP en la Facultad de Odontología: primera experiencia curricular de la UDELAR

Es en este marco que la Facultad de Odontología presenta su Curso de TEP, como primera experiencia de curso curricular opcional de la Universidad.

La UAE ofrece desde el año 2010 el Curso de TEP, curricular reglamentado, optativo, de carácter teórico-práctico y creditizado. Con una carga horaria de 60 horas presenciales, orientado a estudiantes avanzados de 3ro, 4to y 5to año de la carrera de Odontología, quienes cumpliendo el rol de tutores pares, brindan acompañamiento socio-afectivo y personal durante el primer semestre a toda la generación que ingresa, procurando también realizar una primera aproximación al apoyo académico y la identificación de problemáticas de aprendizaje.

Comienza próximo a la culminación del año lectivo y transcurre a lo largo de todo el primer semestre de la carrera como eje vertebrador del mismo. Tiene por finalidad capacitar a los tutores en el rol que van a desempeñar y brindar apoyo y asesoramiento a lo largo de la práctica de la tutoría. Además brinda los elementos teóricos y metodológicos básicos de apoyo académico, asesoría curricular y de estrategias de apoyo estudiantil.

Se desarrolla en tres momentos básicos (Fig.1): 1) fase preparatoria; 2) primer encuentro y, 3) práctica de la tutoría. Se concibe la formación como eje transversal del curso. Todos los momentos de la TEP tienen soporte online a través del espacio virtual creado para tal fin en la plataforma educativa Moodle.

Al culminar la tutoría se solicita al tutor o pareja de tutores que realicen un trabajo final de carácter reflexivo y crítico.

3.1 Fase preparatoria

Se considera oportuno abordar los fundamentos de la tutoría e identificar las características de los jóvenes estudiantes universitarios, de forma contextuada, previo al inicio de la práctica de la tutoría.

Se pretende que los tutores reflexionen sobre sus primeras experiencias en la institución (positivas y negativas), diferenciándolas de las que actualmente viven como estudiantes avanzados en un contexto de atención a pacientes y con mayor nivel de estrés y preocupaciones.

Son componentes claves de esta fase preparatoria: retrotraerse al momento de ingreso y analizar sus propias trayectorias; analizar las características de los jóvenes que actualmente ingresan a la educación superior; establecer nociones básicas sobre algunas dificultades propias del acompañamiento como identificación,  transferencia y proyección; aportar datos estadísticos institucionales sobre desempeño y trayectorias académicas de cohortes anteriores.

Bajo una modalidad de taller, se realizan encuentros presenciales de 3 horas cada uno. Los talleres constituyen espacios de aprendizaje e intercambio donde se busca que el estudiante participe activamente con pensamiento crítico y reflexivo.

En síntesis, los tutores atraviesan un proceso de autovaloración de su trayectoria académica, identifican las características específicas del estudiante que ingresa, abordan problemáticas relativas a la motivación y a las tipologías de aprendizaje, pautas para un apoyo académico, la entrevista y el trabajo en grupo, finalizando con la elaboración de un Plan de Tutoría. En dicho Plan deben dar cuenta de los autores y temas trabajados y -asumiendo el rol de tutores- planificar la tutoría, fijando un cronograma mínimo de actividades.

Asimismo, en esta fase se establece la planificación y puesta en marcha de la bienvenida a la generación que ingresa (sus futuros tutorados).

3.2 Primer encuentro

En el marco de bienvenida institucional a la generación que ingresa se establece la presentación de los tutores y el curso TEP a los estudiantes nóveles.

Luego de los mensajes brindados por las autoridades de la institución y representantes estudiantiles, a partir de una dinámica de entretenimiento preparada por los tutores en la fase preparatoria (simulacro de clase o de evaluación actuado, video institucional, grupo de canto, etc.), se realiza la presentación de la TEP en un contexto más desestructurado y horizontal donde se informan los aspectos generales de la tutoría.

Al día siguiente, los tutores concurren a la primera actividad académica de los nuevos estudiantes en el Curso Introductorio a la Odontología (IO) y se distribuyen de manera de realizar un cara a cara con un conjunto de tutorados ya establecido. Una vez asignados los tutorados, en esta instancia se presentan personalmente y responden inquietudes. Este encuentro se considera clave como primera impresión que suele ser determinante para la continuidad de una tutoría fluida y receptiva. Se inicia de esta manera un camino diverso en relación al plan de tutoría elaborado por cada tutor o pareja de tutores. Dentro de las estrategias de acercamiento y motivación más empleados por los tutores se encuentran: una visita guiada por la facultad donde el pasaje por los espacios de práctica profesional constituyen el elemento sustancial de motivación; entrega de folletos con gráficos de los salones a los que tendrán que asistir en los siguientes días, folletos indicando teléfonos útiles con instituciones destinadas al apoyo estudiantil, comedores universitarios, residencias estudiantiles, medios de transporte, etc. Se pretende brindar información de utilidad para los primeros días, teniendo en cuenta el desconocimiento de la institución y de los mecanismos propios de apoyo estudiantil.

Una vez finalizado el IO (2 semanas) se organiza una actividad recreativa de camaradería.

3.3 Práctica de la tutoría

Posiblemente este es el componente que más variabilidad ha presentado a lo largo de las tres ediciones del curso, a partir de la evaluación realizada por los tutores luego de finalizada cada tutoría.

Dado que se trata de una tutoría que incluye a toda la cohorte de ingreso, durante las dos primeras ediciones la relación tutor-tutorados fue de 1 a 7. Durante el año 2012, en cambio, se logró desarrollar una tutoría por parejas y mejorar el ratio, 2 a 6, teniendo en cuenta las demandas de los tutores y el incremento de inscripciones alcanzado. Se logró además en esta oportunidad incorporar estudiantes que estuvieran recursando el primer semestre de la carrera y manifestaran interés en tener tutor. Se comprobó una mejora en la comunicación tutores/tutorado (al actuar en parejas) con el consiguiente fortalecimiento del vínculo.

Son objetivos específicos de la práctica de la tutoría: detectar situaciones de riesgo; brindar apoyo institucional y social; identificar estrategias de aprendizaje prevalentes; establecer las bases de un apoyo académico; realizar un pronóstico de rendimiento académico en la primera instancia de evaluación de la carrera.

Dentro de las actividades llevadas a cabo para cumplir con los objetivos anteriormente planteados, se incorporan: 1) intercambio de teléfonos y números de móviles; 2) intercambio de mails; 3) comunicación a través de foros en la plataforma Moodle creados específicamente para tal fin; 4) generación de grupos en Facebook de la UAE.

Sin olvidar que se está frente a un curso curricular, es necesario considerar elementos de evaluación de la práctica de la tutoría. Es así que la UAE establece dos medios virtuales de comunicación (plataforma y facebook) mediante el cual el tutor o la pareja de tutores plasman las conversaciones que llevan a cabo con los tutorados. Se cumplen dos objetivos: evaluar y acelerar la comunicación con los “nativos digitales”.

Detección de situaciones de riesgo: En este primer tramo de la práctica de tutoría es muy importante realizar el diagnóstico del grupo e individual y, detectar estudiantes en situación crítica, con riesgo de desvinculación. A través de los tutores se pretende actuar como factor de permanencia institucional frente a la desvinculación temprana de la carrera. El primer acercamiento con los tutorados, el grado de empatía establecido y la capacidad de percepción son competencias fundamentales que el/los tutor/es deben desarrollar para lograr este objetivo. La institución, a través de la UAE canalizada por la TEP, ha logrado resolver situaciones de acceso a becas de apoyo universitario a estudiantes que, de no acceder a tal información, hubieran abandonado muy pronto la carrera. Dentro de las estrategias llevadas a cabo por los tutores se encuentra la elaboración de una ficha para cada tutorado donde se introducen características que perfilan al estudiante determinando su estado de situación social, familiar y personal e indagando aspectos de índole vocacional. Algunos aspectos incorporados en la ficha incluyen: edad, sexo, calificación en el último año de liceo, lugar de residencia, composición familiar, si solicitó beca o si la necesita, si tiene familiares directos vinculados a la profesión y  por qué eligió esta carrera. A través de la pronta identificación de situaciones de riesgo, el tutor se pone en contacto con la UAE. Se realiza una entrevista personalizada con él o la tutorado/a de manera de establecer un plan de apoyo que puede incluir: interceder por beca de apoyo económico y comedor; derivación a psicólogo para orientación vocacional; derivación con el organismo pertinente a temas de salud mental, etc.

Apoyo institucional y social: Relacionado al punto abordado en párrafos anteriores y como meta de primer orden se encuentra la creación de un entorno que le permita al tutorado sentirse parte de un grupo y apreciar que la institución se encuentra comprometida en lograr que él permanezca en ella, acelerando su afiliación social e institucional. De esta manera, el/los tutor/es deberán establecer vínculos afectivos, brindar confianza y ser solidarios. El intercambio de experiencias entre pares (algunos casi profesionales), prueba que es posible transitar por la carrera y culminarla. Los lazos generados en este período favorecen la decisión de continuar. El tutor deberá detectar además en esta etapa aquellos estudiantes que no logran adaptarse o presentan dificultades de afiliación (muchos de ellos vienen del interior del país viviendo lejos de sus familiares por primera vez, algunos ya trabajan, otros tienen condiciones socioeconómicas desfavorables, otros son primera generación de universitarios, etc.).

Simultáneamente, se procura que los tutores brinden información y orienten acerca del funcionamiento político y administrativo de la Facultad y la Universidad, para que los ingresantes puedan comprender el concepto de ciudadanía universitaria y participar libremente de los procesos que la implican (cogobierno, plan de estudios, reglamento, entorno virtual de la Facultad, posibilidades de becas, inscripciones a exámenes, biblioteca, costo de los materiales, etc.). Para apoyar a los tutores en esta tarea, la UAE incorpora toda la información necesaria en el espacio virtual del curso de manera que los tutores rápidamente accedan a la misma, sin hacer de su tarea un trabajo arduo y complejo. Es fundamentalmente a través de este espacio, así como por el Facebook, que los tutores aclaran sus dudas y dan aviso de situaciones críticas que requieren atención personalizada.

Apoyo académico: Un tercer componente de acompañamiento se orienta al apoyo académico, la identificación de estrategias de aprendizaje prevalentes y orientaciones para la mejora del aprendizaje. Se establecen los primeros pasos para abordar textos académicos, indagar sobre hábitos y técnicas de estudio. A través del intercambio de experiencias, se pretende establecer las diferencias entre la enseñanza media y superior en relación con las nuevas exigencias académicas para un estudiante universitario.

El objetivo final es derivar estudiantes con dificultades de aprendizaje a Talleres de Estrategias de Aprendizaje de la UAE.

Este tipo de acompañamiento tiene una limitante. Se parte del supuesto de que el tutor ha incorporado a lo largo de la carrera estrategias de aprendizaje en profundidad. Pero la etapa de formación ha mostrado que más que estrategias de aprendizaje en profundidad, lo que predomina en los tutores son conductas de aprendizaje estratégico y muchas veces superficial, entre otras razones, debido a la sobrecarga de actividades curriculares a las que están expuestos. Este hecho ha llevado a profundizar en el espacio de formación los aspectos propios del aprendizaje en los tutores, para luego volcarlos en la identificación de problemas de aprendizaje de tutorados.

Pronóstico de rendimiento: Siguiendo un proceso lógico y coordinado, se pretende que el tutor, luego de avanzada la mayor parte de la tutoría, brinde un diagnóstico de estado de situación académica de su/s tutorado/s  y establezca el pronóstico de rendimiento de los mismos (Fig.2).

En los talleres de formación se los capacita en completar una tabla de doble entrada donde deberán incorporar valores en relación a una escala preestablecida.

Se solicita al tutor o la pareja de tutores que califiquen cómo ven a sus tutorados en base a tres categorías mutuamente excluyentes, cada una incorporando dos subcategorías contrapuestas.: 1) autónomo (autorregulado o inconsciente); 2) preocupado (que controla la situación o superado por las exigencias del estudio) y 3) en situación crítica (posible abandono o abandono ya efectivizado). Además se solicita que agregue el dato de si se incorporó a talleres de aprendizaje o si el estudiante no respondió a la tutoría. Se establece un espacio para agregar observaciones y por último se solicita el pronóstico de rendimiento.

El estudiante recibe por escrito la descripción de cada categoría y una escala para establecer el pronóstico de rendimiento de los tutorados.

Si bien se logró un avance conceptual, así como más precisión en el establecimiento de las categorías y pronósticos de los tutores, se devela una limitante, posiblemente vinculada al punto anterior, ya que el tutor tiende a sobrevalorar el desempeño de sus tutorados. Probablemente, los procesos de empatía que se establecen en algunos casos, así como la superficialidad del vínculo en otros, asociado a los bajos rendimientos históricos que presenta la carrera en el primer año, expliquen parte de este fenómeno.

Trabajo final: Cada pareja de tutores debe elaborar un trabajo final basado en la práctica de la tutoría, con una reflexión individual sobre sus experiencias particulares y aportes para mejorar la misma. Se busca que el tutor coteje lo realizado con lo planificado, identifique las estrategias que desarrolló durante la práctica y reflexione sobre lo que le dejó la tutoría y lo que piensa que le aportó a sus tutorados. En la última edición del curso, debido a la participación de los tutores en parejas se solicitó al final del trabajo la incorporación de una reflexión individual sobre la tutoría.

Se suma a este trabajo la evaluación continua de carácter formativo, durante todo el proceso de la TEP, llegando así a una evaluación final de la actividad desarrollada por el tutor.

3.4 Cierre del curso

Se realiza un último taller mediante el cual se establece la conclusión del curso por medio de una devolución por parte de los docentes así como por parte de los tutores participantes.


Figura 2. Ficha Pronóstico de rendimiento en la primera evaluación final



En este espacio se plasman las fortalezas y debilidades del camino transitado, las que se tienen en cuenta para futuras ediciones del curso.

3.6 Avances de la TEP en las diferentes cohortes - Construcción de un abordaje integral

La experiencia de la TEP posibilitó conocer a la generación que ingresa individualmente y mostró nuestros límites para responder al volumen de demandas que iban surgiendo.

Si bien se realizaron ajustes para la segunda edición, no se contó con suficientes recursos académicos, condicionando los objetivos planteados. En el año 2012 se logró fortalecer la estructura de la UAE y atender con más solvencia las diferentes líneas de trabajo. En la Tabla 1 se esquematiza la evolución de estrategias institucionales destinadas al apoyo estudiantil.

3.7 Evaluación de la TEP realizada por los tutores

A continuación se presenta la reproducción de algunas reflexiones de los tutores en el trabajo final.

(…)me costó un poco adaptarme porque si bien no tengo problemas para hablar en público, me cuesta realmente vincularme y llegar a confiar en otras personas (…) pensaba muy prejuiciosamente que los estudiantes que me habían tocado iban a ser malísimos e iban seguramente a perder; todavía cuando XXX dijo que era mamá, pensé: para qué había venido a facultad, y que seguramente iba a perder.(…) Más adelante XXX comenzó bioquímica y es muy buena alumna, muy esforzada, en ese momento pensé en lo errado que estaba al principio y que debía ser a veces más abierto y no tener a priori prejuicios sobre las personas. (…)Me sentía una más de ellos! En un momento tuve sentimientos encontrados porque por un lado sentía como una pequeña envidia, me hubiera encantado vivir eso cuando ingresé a la facultad pero, por otro lado es lindo saber que HOY se está haciendo y ojalá sea solo el comienzo de una nueva Facultad de Odontología donde además de educación también se brinde comprensión, CALIDEZ, sobre todo a los que venimos del interior que venimos a un mundo totalmente nuevo, alejados de nuestra familia. (…)Como experiencia personal, fue genial, aprendí mucho como persona, como estudiante y especialmente como futuro docente, este fue uno de los motivos más grandes por lo que realicé este curso. (…)Al tratarse de una materia diferente se logran relaciones desde otro ámbito, no sólo con los estudiantes que ingresaron este año a nuestra Facultad, sino también entre el grupo de tutores. (…) Lo sentí como una forma de devolverle a esta institución parte de lo que ella me ha brindado y enseñado (…)En lo personal no estoy 100% satisfecho ya que a pesar de haber dado todo de mí no se pudo lograr que al menos la mayoría de los tutorados pasaran el primer examen. (…)

 

Tabla 1: Evolución de estrategias en las tres ediciones del curso TEP


3.8 Evaluación de la TEP realizada por los tutorados

En el marco de la evaluación estudiantil de los cursos de primer año que se realiza una vez culminados los mismos, se incluye la valoración general de la tutoría en cuestionario autoadministrado de respuesta cerrada a través de la plataforma Moodle. En el año 2012, de un total de 218 estudiantes, 196 respondieron que habían tenido tutor representando casi el 90%. De ellos, el 74% consideró que la tutoría le resultó muy útil y útil; al 15% poco útil; al 8% nada útil; y un 3% no sabe, no responde.

3.9 Incidencia de la TEP en los rendimientos académicos

Uno de los aspectos que aborda la TEP es el apoyo académico. Tradicionalmente los resultados en la primera instancia de evaluación final (examen) muestran un gran porcentaje de estudiantes que reprueban. Esta arista del desempeño académico puede ser explicada desde múltiples miradas, incidencia de variables sociodemográficas, económicas, familiares, trabajo, etc. Es probable que, por las características de la experiencia y los actores involucrados, el tipo de tutoría en juego hasta el momento tenga una fuerte incidencia en términos de inserción a la vida universitaria, integradora más que académica. En este sentido, posiblemente los tutores no presentan aún las estrategias de aprendizaje más adecuadas y quizás los tutorados no perciben aún la necesidad de mejorar las propias.

4. Perfil de la TEP en Odontología, UDELAR

La figura 4 muestra de forma sintética los rasgos más sobresalientes de esta experiencia.

Comprende la tutoría a toda la generación que ingresa: La carrera de Odontología presenta un nivel de ingreso que ronda en los 200 estudiantes por año. Este hecho, así como la presencia de un modelo curricular que incorpora cursos optativos, generó las bases para la incorporación de la TEP como curso electivo mediante el cual estudiantes avanzados realizan su práctica de tutoría con todos los estudiantes que ingresan a la carrera.

Constituye un semivoluntariado. La tutoría obliga al tutor a desempeñarse con las exigencias de una materia curricular y es libre para el tutorado. Nada garantiza la aceptación de la tutoría por parte del estudiante que ingresa y dependerá de la capacidad del tutor lograr consolidar un verdadero grupo de trabajo. Este aspecto tiene sus fortalezas y debilidades. Si bien se asegura una inscripción mínima de tutores, como no existe una preselección, se pueden inscribir estudiantes que pretendan únicamente cumplir con la exigencia curricular sin vocación de servicio para esta tarea.

 

Contempla el respaldo integral y multidisciplinar. En el marco de las líneas de trabajo de la UAE y bajo el aporte del Programa central de Respaldo al Aprendizaje, se establece gracias al informe oportuno de los tutores el abordaje de situaciones de riesgo con el apoyo de pedagogos, psicólogos, etc.

 

Moviliza otras estrategias de apoyo a los estudiantes. Se entiende la tutoría como una estrategia de acción que debe ser complementada por otras medidas en el contexto de una política educativa integral de apoyo al estudiante que ingresa. En la tercera edición del curso (2011-2012) a través de la identificación de problemáticas en las estrategias de aprendizaje a partir de los tutores, se generaron Talleres de Estrategias de Aprendizaje llevados a cabo por la UAE.

5. Reflexiones finales

  • En la Facultad de Odontología, en el marco de las políticas de la UDELAR destinadas al apoyo de las generaciones que ingresan y contemplando las necesidades de formación de los futuros odontólogos, se incorpora la experiencia de TEP a modo de curso curricular de carácter optativo.
  • Sus objetivos suponen las nociones de afiliación a la vida universitaria de manera de acelerar este proceso y disminuir las posibilidades de desvinculación temprana.
  • La TEP presenta una serie de características que la diferencian de tareas voluntarias así como de los cursos a los que los estudiantes de odontología se encuentran acostumbrados a transitar. Entre ellas se destaca: es un semivoluntariado; incluye a toda la generación que ingresa; establece un cronograma a cumplir que puede verse afectado entre otros aspectos por la negación a recibir tutor por parte del estudiante novato; requiere y garantiza el establecimiento de redes con organismos destinados al apoyo estudiantil; moviliza estrategias de apoyo estudiantil.

Fig. 3: Características propias del curso TEP


  • La ejecución de este tipo de experiencias implica compromiso institucional y estructuras académicas fortalecidas, en recursos humanos y materiales.
  • La estrategia de TEP generada por la UAE para la mejora del desempeño académico incide más fuertemente en los procesos de integración institucional y social del estudiante novel, que en su rendimiento académico inicial. Debido a que este proceso se inició recientemente no se cuenta aún con estudios de referencia dentro de la institución que permitan el seguimiento de cohorte.
  • Para la ejecución de un curso de este tipo es necesario organizar claramente los canales de supervisión de la práctica de los tutores, ya sea a través de la plataforma virtual Moodle o por medio de las redes sociales. Hasta el momento esta última ha sido la de mayor aceptación.

Referencias

 

1. Collazo M, Santiviago C, De Bellis S, Duffour G. Balance y recomendaciones para el desarrollo del PROGRESA [online] 2010. [Fecha de acceso diciembre 2012]. Disponible en:
http://www.cse.edu.uy/node/139
2.         [ Links ] Collazo M, Seoane M, Hernández O. Perfil sociodemográfico y desempeño de los estudiantes de la carrera de odontología. Odontoestomatología 2011. 13(18):46-55
3.         [ Links ] Serna M (coord). El rendimiento escolar en la Universidad de la República: una propuesta de indicadores de desempeño de los estudiantes. Montevideo: Comisión Sectorial de Enseñanza, UDELAR,
2005.         [ Links ]
4. Diconca.B, dos Santos S, Egaña A. Desvinculación estudiantil al inicio de una carrera universitaria. Montevideo: Comisión Sectorial de Enseñanza, UDELAR, 2011.         [ Links ]
5. Uruguay. Ministerio de Educación y Cultura. Estadísticas MEC 2011 [online] http://educacion.mec.gub.uy/innovaportal/v/1958/5/mecweb/estadisticas_educativas?3colid=927&breadid=927 [Fecha de
acceso] Setiembre, 2012
6.         [ Links ] Casco M.  (ponencia)  V Encuentro Nacional y II Latinoamericano  La Universidad como objeto de investigación. 2007. Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires Facultad de
Ciencias Humanas.         [ Links ]
7. Álvarez Pérez P, González Afonso MC. Estrategias de intervención tutorial en la universidad: una experiencia para la formación integral del alumnado de nuevo ingreso. Tendencias Pedagógicas [online] 2005. [Fecha de acceso 13 febrero 2014]. Disponible en: http://www.tendenciaspedagogicas.com/Articulos/2010_16_14.pdf
8.         [ Links ] Lázaro Martínez A.  La acción tutorial de la función docente universitaria. Revista Complutense de Educación [en línea] 1997. [Fecha de acceso 13 febrero 2014]. Disponible en:
http://www.udc.es/cufie/ufa/patt/bibliografia/TitoriaUniversitaria/La%20accion%20tutorial%20de%20la%20funcion%20docente%20universitaria.pdf
9.         [ Links ] Arbizu F, Lobato C, Castillo L. Algunos modelos de abordaje de la tutoría universitaria. Revista de psicodidáctica. 2005; 10(1)7-22
10.         [ Links ] Mosca A, Santiviago C. Tutorías estudiantiles. Tutorías entre pares. [online] 2011.[Fecha de acceso 17 marzo 2014]. Disponible en:
http://www2.compromisoeducativo.edu.uy/sitio/wp-content/uploads/2013/10/libro_tutorias.pdf


Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons