SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.87 issue3Pain assessment in children hospitalized in public and private health institutions in UruguayNeuroprotección en pacientes con asfixia perinatal: Neuroprotection in patients with perinatal asphyxia author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

  • Have no similar articlesSimilars in SciELO

Share


Archivos de Pediatría del Uruguay

Print version ISSN 0004-0584On-line version ISSN 1688-1249

Arch. Pediatr. Urug. vol.87 no.3 Montevideo Sept. 2016

 

Hábitos de fotoprotección en los niños que concurren a Dermatología Pediátrica
del Centro Hospitalario Pereira Rosell 

Photoprotective habits in children seen at the Pediatric Dermatology Unit of CHPR 

Julio Magliano1, Andrés Bálsamo2, Fernanda Ruibal3, Mariela Álvarez4, Carlos Bazzano5 

1. Médico Dermatólogo. Asistente Cátedra Dermatología.Cátedra Dermatología Médico Quirúrgica. Hospital de Clínicas “Dr. Manuel Quíntela” UDELAR.
2. Médico. Prof. Adj. Cátedra Medicina Preventiva y Social.Cátedra Medicina Preventiva y Social. Instituto de Higiene. Facultad de Medicina. UDELAR
3. Médica Dermatóloga. Unidad Dermatología Pediátrica. CHPR.
4. Médica Dermatóloga. Prof. Adj. Cátedra Dermatología. Unidad Dermatología Pediátrica. CHPR.
5. Médico Dermatólogo. Prof. Agdo. Cátedra Dermatología. Cátedra Dermatología Médico Quirúrgica. Hospital de Clínicas “Dr. Manuel Quíntela” UDELAR
Unidad Dermatología Pediátrica. CHPR.
Cátedra Dermatología Médico Quirúrgica. Hospital de Clínicas “Dr. Manuel Quintela” UDELAR.
Cátedra Medicina Preventiva y Social. Instituto de Higiene. Facultad de Medicina. UDELAR.
Declaramos no tener conflictos de intereses.
Trabajo inédito.
Fecha recibido: 13 de agosto de 2015.
Fecha aprobado: 29 de marzo de 2016. 

Resumen 

Introducción: la exposición a la radiación ultravioleta durante la infancia y la adolescencia juega un papel trascendente en el desarrollo futuro del cáncer de piel. Los niños se exponen al sol tres veces más que los adultos y antes de los 21 años se ha recibido entre el 50 y el 80 % de la radiación solar total.
Objetivo: conocer qué saben los padres de la población objetivo sobre los efectos del sol en la piel y los ojos, y cuáles son sus hábitos de fotoprotección, los de sus hijos y los factores relacionados con ello.
Métodos: estudio transversal a padres de niños que concurrieron a la policlínica de Dermatología Pediátrica del Centro Hospitalario Pereira Rossell durante los meses de octubre 2013 a enero 2014.
Resultados: se entrevistó a un total de 100 padres, la media de edad de los hijos fue de 7,85 años, el 62% de los niños eran provenientes de familias de bajo nivel socioeconómico y educacional. El 43% de los encuestados respondió que le gusta estar bronceados, en comparación con un 28% que no le gusta. La medida de fotoprotección más utilizada tanto por padres (73%) como por hijos (86%) fue el protector solar, seguida de los lentes de sol en los adultos y del uso rutinario de sombrero en los niños.
Conclusiones: los métodos utilizados se basan en gran medida en el uso de protectores solares con un uso inadecuado de los mismos en gran parte de los encuestados.
 

 

Palabras clave:    NEOPLASIAS CUTÁNEAS
    QUEMADURA SOLAR
    PROTECTORES SOLARES
    NIÑO 

Summary 

Introduction: exposure to ultraviolet radiation during childhood and adolescence plays an important role in the future development of skin cancer. Children are three times more sun exposed than adults. Before age 21, people receive between 50 and 80% of the total solar radiation throughout their lives.
Objective: to determine what parents know about the impact of the sun on the skin and eyes, and to learn about their photoprotective habits for them and their children and some associated factors.
Methods: a cross-sectional study to parents of children who were seen at the Pediatric Dermatology Unit of CHPR during the months of October 2013 to January 2014.
Results: a total of 100 surveys were conducted, the average age of the children was 7.85 years old, 62% of the children came from families of low socioeconomic status. 43% of respondents declared who like to be tan, compared to 28% who did not like it. The most widely used photoprotective measure by both parents (73%) and children (86%) was sunscreen, followed by sunglasses in adults and the routine use of a cap by children.
Conclusions: the photoprotection method used
is based largely, on sunscreen but with an improper use in most of the respondents. 

Key words:    SKIN NEOPLASMS
    SUNBURN
    SUNSCREENING AGENTS
    CHILD 

Introducción 

El cáncer de piel es la neoplasia maligna más frecuente en el ser humano a nivel mundial y su incidencia sigue incrementándose más rápidamente que la de cualquier otro cáncer(1)

Representa entonces un importante problema de salud pública, reconociendo a la exposición solar como un importante factor de riesgo ambiental modificable en individuos de piel clara(2-4)

La exposición a la radiación ultravioleta (RUV) durante la infancia y la adolescencia juega un papel trascendente en el desarrollo futuro de melanoma, carcinoma espinocelular y carcinoma basocelular. El riesgo de desarrollar melanoma se relaciona en gran medida a una historia de más de una quemadura solar intensa (uno de los indicadores de la excesiva exposición a las RUV) e intermitente (que es precisamente la más frecuente en nuestra población en los meses de verano), en la infancia o la adolescencia(5-8). Diversos estudios demuestran que las quemaduras solares también aumentan el riesgo de cáncer de piel no melanoma (carcinoma espinocelular y carcinoma basocelular)(8,9)

La exposición a la RUV y las subsiguientes quemaduras solares aumenta el número de nevos en los niños, como demuestran Satagopan y colaboradores en su estudio(10)

Hay una subestimación sobre la exposición intensa a la RUV de manera intermitente como un factor de riesgo de cáncer de piel y la creencia errónea de que las nubes proporcionan suficiente protección frente a las RUV al mediodía(11)

Es fundamental que se promuevan conductas sobre las medidas a tomar frente a la exposición a la RUV solar, pero también hay que tener presente que la RUV puede provenir de otras fuentes (lámparas como en las camas solares, cabinas de fototerapia, etcétera)(12)

Existen evidencias que apoyan que la protección solar durante la infancia reduce el riesgo de melanoma en la edad adulta(9)

Los niños se exponen al sol tres veces más que los adultos y antes de los 21 años se ha recibido entre 50% y 80% de la radiación solar total(4)

Los niños y los adolescentes son el grupo etario donde más indicadas y eficaces son las campañas de prevención primaria, no solo por la especial trascendencia de la exposición solar en esta etapa de la vida, sino porque es en este momento donde los individuos son más susceptibles para el cambio de actitudes y conductas y son más receptivos a la información(4,13)

El objetivo del estudio es conocer qué saben los padres de los niños (población objetivo) sobre los efectos de las RUV en la piel y los ojos, y cuáles son sus hábitos de fotoprotección y los de sus hijos. 

Material y método 

Se realizó un estudio observacional descriptivo de corte transversal, en el período de octubre de 2013 a enero de 2014 en la policlínica de Dermatología Pediátrica del Centro Hospitalario Pereira Rossell. Se realizó una encuesta a 100 padres con 35 preguntas acerca de los conocimientos y los hábitos en materia de fotoprotección de ellos y de sus hijos. Debido a una disminución en el número de consultas en los meses de verano, período en el cual se realizó la encuesta, se incluyó todos los padres y familiares a cargo, que concurrieron a la consulta en el periodo mencionado previo consentimiento informado. La población de estudio se captó por conveniencia. No se estableció ningún criterio de exclusión. 

Las variables de estudio se describen a continuación: sexo y edad del padre e hijo, nivel socioeconómico-cultural, afinidad y búsqueda del bronceado, conocimiento de la asociación entre exposición solar en la infancia y desarrollo de cáncer de piel en la vida adulta, procedencia de la información que tienen los padres acerca de los efectos del sol en la piel y la fotoprotección, fototipo del hijo y del padre, antecedente de quemadura solar en el hijo, lugares, horarios y métodos donde y como deben fotoprotegerse. 

Cada encuesta se realizó por investigadores en cada consulta, y por residentes de la Unidad de Dermatología Pediátrica. 

Se realizó una prueba piloto con la aplicación del cuestionario a 10 pacientes. 

Cada encuestador recibió instrucción en instancias presenciales previas y se realizó la supervisión y el asesoramiento por parte del equipo técnico durante el desarrollo de la encuesta. Esta fue anónima y posteriormente se les brindó a los padres una breve información acerca de las medidas de fotoprotección adecuadas. 

El análisis de los resultados se realizó con Epi Info 3.5.1 y Microsoft Excel 2010. El nivel de significancia se definió considerando el valor de p<0,05. 

Para la realización del estudio se contó con el permiso institucional y se garantizó en todo momento la confidencialidad de la información. El protocolo de investigación fue aprobado por el comité de ética de la Facultad de Medicina. 

Resultados 

Se entrevistaron 88 madres, 3 padres y 9 familiares a cargo (tabla 1). La media y la mediana de edad de los encuestados fue de 35 años (desvío de 8, 59). 


La media de edad de los hijos fue de 7,85 años (desvío 3,88). El 62% de los niños eran provenientes de familias de bajo nivel socioeconómico y educacional y el 32% a un nivel medio. 

Se interrogó sobre la facilidad para las quemaduras, el 43% de los encuestados respondió que le gusta estar bronceados, en comparación con un 28% que no le gusta. El 19% se expuso al sol con el fin de broncearse. El 3% utilizó cremas bronceadoras y ninguno de ellos acudió a cama solar. 

Acerca de la fotoprotección, el 55% de los padres afirmó que se protege del sol, 30% sólo a veces, y el 15% no se protege. 

La falta de interés, el olvido y las razones económicas son causas por las que el 45% no se protegió. 

La medida de fotoprotección más utilizada tanto por padres (N=73 padres) como por hijos (N=86 hijos) fue la crema fotoprotectora, seguida de los lentes de sol en los adultos y del uso rutinario de sombrero en los niños (figura 1). 


En cuanto al factor de protección de la crema, el 86% de los niños y el 73% de los padres utilizaron un factor de protección solar (FPS) adecuado > 30. 

Un 32% se fijan que tenga protección de amplio espectro (protección frente a RUV de tipo A y B). 

En lo que refiere a la forma de uso del protector, 55 encuestados respondió que lo aplican antes de la exposición solar, con una media de 30 minutos antes, siendo que un 25% se lo aplica en el mismo momento de la exposición solar. Sólo el 50% se reaplicó el protector en el correr del día, con una media en el intervalo de aplicación de 3 h, de ellos, el 65% (47 encuestados), lo reaplicó después del baño. 

Dentro de los otros ámbitos de uso de protector solar distintos a la ida a la playa o piscina 47 encuestados (65% de los que usan protector), manifestó utilizarlo, 42 lo usan en paseos al aire libre, 31 en actividades deportivas al aire libre, 28 para ir de compras y 23 durante el trabajo al aire libre. 

El promedio de uso de cada protector solar fue de 39 días y la gran mayoría mencionó que este producto le alcanza para un mes, no siendo aclarado el tamaño del mismo ni la cantidad de personas que lo utilizan. 

Del total de encuestados, 91 afirmó ir a la playa o piscina con sus hijos antes de las 11 AM y después de las 16 PM, el resto no cumplió las recomendaciones de fotoprotección. 

En lo que respecta a sus hijos, se afirmó que la fotoprotección es necesaria en los niños y 58% conocen que la exposición solar excesiva en la infancia supone un riesgo de padecer cáncer de piel en la vida adulta. 

Sobre los daños agudos, un 37% de los encuestados afirmó que sus hijos presentó eritema en alguna oportunidad, 22% ardor en la piel, 2% ampollas y 13% descamación en colgajos. 

En cuanto a las circunstancias sobre la protección de sus hijos, el 99 % consideró necesario durante la estadía en la playa o piscina, el 91% cuando salen a jugar al aire libre, el 82% cuando practican deportes al aire libre y el 54% en excursiones al campo. 

La información que los padres tienen acerca de los efectos del sol y cómo fotoprotegerse, fue a través de los medios de comunicación en la mayoría de los casos (75%), de los médicos en 42% y 5% no recibió información. 

El 88% de los hijos de los encuestados concurrió a centros de estudios (jardín, escuela, liceo). 

Sobre el uso del protector solar en la escuela, 33% de los padres respondió que su hijo lo utilizó en ese ámbito y la gran mayoría lo aplicó antes de salir de su casa. El 20% de los encuestados refirió que la maestra es un promotor en el uso de protector. 

Referente al uso de sombrero en la escuela, 62 niños lo utilizaron en actividades recreativas al aire libre. El 58% manifestó que la maestra recuerda y promueve su uso. 

Discusión 

El factor más influyente en los hábitos de fotoprotección de los hijos son los hábitos de sus padres y que dichos hábitos se basan en el empleo de protectores solares (86% de los hijos y 73% de los padres), que concuerda con los estudios realizados en varias partes del mundo, haciendo poco uso de ropas, sombreros, lentes para el sol o buscar la sombra(4,14)

Gefeller y colaboradores, en su estudio sobre los hábitos de bronceados de los padres y las medidas de protección solar en sus hijos, establecieron que por más alto que sea el conocimiento sobre los factores de riesgo para desarrollar cáncer de piel, no protegen adecuadamente a sus hijos(15). Esto lo relacionan con una actitud acrítica hacia el bronceado. 

Esto puede estar asociado a que la mayoría de los padres obtienen información de los medios de comunicación, donde los mensajes para la prevención del cáncer de piel apuntan más al uso de protectores solares, haciendo poco énfasis en los otros medios de protección. 

El protector solar para asegurar una adecuada fotoprotección depende de factores como; el FPS del filtro, el amplio espectro de acción, la cantidad aplicada, la regularidad en su uso, las reaplicaciones y del tiempo de aplicación previo a la exposición. Si bien el FPS fue adecuado en gran número de usuarios, otros desconocen el FPS, no consideran la protección frente a la RUVA, no reaplican el protector solar durante el tiempo de exposición al sol, y su uso se realiza en cantidades inadecuadas. Este dato lo inferimos de la duración promedio del protector, usado adecuadamente, una cantidad de 2 g/cm2 cada 2-3 horas, la duración sería menor al mes. Todo esto puede resultar peligroso ya que como sabemos el uso del protector solar aumenta el tiempo de exposición solar(16)

En cuanto a los otros métodos utilizados existen algunas diferencias entre las que utiliza el padre/madre/encargado entrevistado y la del hijo/a del entrevistado. Los niños usan más sombrero (80%) y camiseta (35%) y los padres usan más lentes para el sol (56%) y se ponen más a la sombra (53%) (tabla 1). Resultados similares se informan en el estudio de Huesca(17)

El uso del sombrero en nuestro estudio fue comparativamente más alto que en otros países donde se realizaron estudios similares. En el estudio de la Academia Americana de Dermatología sólo el 27% llevaba sombrero y en el estudio de Huesca (España), el 65,6%(17,18). La alta adherencia al uso de sombrero en niños uruguayos puede estar en parte influenciada por la importante intervención en las escuelas con una importante promoción en su uso por parte de los educadores. 

En cuanto a evitar la exposición en el horario de radiación solar más intensa, la mayoría de los encuestados afirma evitar ir con sus hijos a la playa o piscina en el horario del mediodía (88%), dato llamativo si lo comparamos con el estudio de Huesca en el que sólo 56,3% evita el mediodía y 33,8% elige este horario para ir a la playa con sus hijos(17). Esto puede deberse a la información que se brinda en las campañas sobre fotoprotección o puede deberse a un sesgo, ya que los padres pudieron sentir la necesidad de contestar lo correcto. 

Se relaciona con la reducción en los padres de la culpabilidad y de inculcar un hábito para proteger del sol a su hijo. Ayudar a los padres a dar prioridad a la realización de este comportamiento de salud importante, refiriéndole como que lo que están haciendo por su hijo es lo correcto, reduce esa culpabilidad(19)

Todos los padres opinaron que la fotoprotección es necesaria en los niños y saben que la misma debe realizarse en todos los ámbitos en que estos estén expuestos al sol, sin embargo una gran parte admite que sus hijos han desarrollado eritema o han presentado ardor luego de la exposición solar. 

Esto concuerda con estudios en donde la incidencia de quemaduras sigue siendo alta a nivel mundial, oscilando entre 26% y 45%(18)

El factor más influyente en la fotoprotección de los hijos es la fotoprotección en los padres. Ellos siguen el modelo de sus padres a la hora de establecer hábitos. Estos se basan en gran medida en el uso de protector solar(17)

Si bien en la encuesta no se pesquisó sobre los antecedentes personales de los padres de cáncer de piel, hay una fuerte evidencia que los hijos de padres que padecieron melanoma se adhieren fuertemente a las medidas de fotoprotección(20)

En nuestro estudio no se encontró una relación directa entre conocimiento de los padres sobre la relación entre sol y cáncer de piel, y mayor protección, pero en estudios intervencionistas el conocimiento de los padres acerca de lo que es un melanoma resultó un factor asociado a mayor fotoprotección, así como conocer la relación entre sol y cáncer(18)

Conclusiones 

La intervención para modificar hábitos ante el sol es fundamental para la prevención del cáncer de piel. Debemos educar a los adultos para una adecuada fotoprotección, que se trasmita a niños y adolescentes. Es en este grupo etario donde los individuos son más susceptibles para el cambio de actitudes y conductas, y son más receptivos a la información. 

El protector solar es solo parte de un conjunto de medidas y debemos optimizar su uso, así como promover el uso de ropa adecuada, sombrero, lentes para el sol, buscar la sombra, y evitar la exposición en el horario en que las radiaciones son más intensas. 

En nuestro estudio vimos que la fotoeducación en las escuelas es insuficiente y deberíamos considerar esto a la hora de diseñar campañas y programas más efectivos de prevención del cáncer de piel. 

Este estudio fue realizado en un sector de la población con características socioeconómicas culturales propias, que no podemos extrapolar al resto de la población uruguaya. 

Referencias bibliográficas 

1.    National Comprehensive Cancer Network. NCCN Guidelines for treatment of cancer by site: squamous cell skin cancer. Disponible en: https://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. [Consulta: 22 marzo 2016].         [ Links ] 

2.    Russak J, Rigel D. Risk factors for the development of primary cutaneous melanoma. Dermatol Clin 2012; 30(3):363-8.         [ Links ] 

3.    Cercato MC, Nagore E, Ramazzotti V, Guillén C, Terrenato I, Villena J, et al. Self and parent-assessed skin cancer risk factors in school-age children. Prev Med 2008; 47(1):133-5.         [ Links ] 

4.    Buendía A, Feriche E, Muñoz J, Cabrera A, Serrano S. Evaluación de un programa de intervención escolar para la modificación del comportamiento ante la exposición solar. Actas Dermosifiliogr 2007; 98(5):332-44.         [ Links ] 

5.    Whiteman D, Whiteman C, Green A. Childhood sun exposure as a risk factor for melanoma: a systematic review of epidemiologic studies. Cancer Causes Control 2001; 12(1):69-82.         [ Links ] 

6.    Haack R, Horta B, Cesar J. Sunburn in young people: population-based study in Southern Brazil. Rev Saúde Pública 2008; 42(1):26-33.         [ Links ] 

7.    Dodd A, Morelli J, Mokrohisky S, Asdigian N, Byers T, Crane L. Melanocytic nevi and sun exposure in a cohort of colorado children: anatomic distribution and site-specific sunburn. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev 2007; 16(10):2136-43.         [ Links ] 

8.    Oliveria S, Saraiya M, Geller A, Heneghan MK, Jorgensen C. Sun exposure and risk of melanoma. Arch Dis Child 2006; 91(2):131-8.         [ Links ] 

9.    Dadlani C, Orlow S. Planning for a brighter future: a review of sun protection and barriers to behavioral change in children and adolescents. Dermatol Online J 2008; 14(9):1.         [ Links ] 

10.    Satagopan J, Oliveria S, Arora A, Marchetti MA, Orlow I, Dusza S, et al. Sunburn, sun exposure, and sun sensitivity in the Study of Nevi in Children. Ann Epidemiol 2015; 25(11):839-43.         [ Links ] 

11.    Gefeller O, Uter W, Pfahlberg A. Good, but Not Perfect: Parental Knowledge About Risk Factors for Skin Cancer and the Necessity of Sun Protection in Southern Germany. Pediatr Dermatol 2015; 32(4):e159-60.         [ Links ] 

12.    Jordan L, Malerich S, Moon S, Spencer J. Review and assessment of global and domestic ultraviolet light protection programs. J Drugs Dermatol 2014; 13(9):1099-103.         [ Links ] 

13.    Crane L, Deas A, Mokrohisky S, Ehrsam G, Jones R, Dellavalle R, et al. A randomized intervention study of sun protection promotion in well-child care. Prev Med 2006; 42(3):162-70.         [ Links ] 

14.    Cercato MC, Nagore E, Ramazzotti V, Sperduti I, Guillén C. Improving sun-safe knowledge, attitude and behaviour in parents of primary school children: a pilot study. J Cancer Educ 2013; 28(1):151-7.         [ Links ] 

15.    Gefeller O, Li J, Uter W, Pfahlberg A. The impact of parental knowledge and tanning attitudes on sun protection practice for young children in Germany. Int J Environ Res Public Health 2014; 11(5):4768-81.         [ Links ] 

16.    Autier P. Sunscreen abuse for intentional sun exposure. Br J Dermatol 2009; 161(Suppl 3):40-5.         [ Links ] 

17.    Gilaberte Y, Aguarales MJ, Coscojuela C, Doste D, Fajó J, Pardos C, et al. Factores asociados a la fotoprotección de los niños: una encuesta realizada a los padres. Actas Dermosifiliogr 2001; 92(3):81-7.         [ Links ] 

18.    Buendía A, Muñoz J, Palau MC, Serrano S. Factores asociados con el uso de fotoprotección en niños. Piel 2009; 24(1):12-6.         [ Links ] 

19.    Hamilton K, Cleary C, White K, Hawkes A. Keeping kids sun safe: exploring parents’ beliefs about their young child’s sun-protective behaviours. Psychooncology 2016; 25(2):158-63. 

20.    Glenn B, Lin T, Chang L, Okada A, Wong W, Glanz K, et al. Sun protection practices and sun exposure among children with a parental history of melanoma. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev 2015; 24(1):169-77.         [ Links ] 

Correspondencia: Dr. Julio Magliano.
Correo electrónico: juliomagliano@gmail.com 

Anexo 1

Anexo 2

Anexo 3

Anexo 4

Anexo 5

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License