SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.19 issue1Probabilidad diagnóstica de endocarditis infecciosa antes de la realización del ecocardiograma.: Sobreutilización del ecocardiograma transesofágico author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Revista Uruguaya de Cardiología

Print version ISSN 0797-0048

Rev.Urug.Cardiol. vol.19 no.1 Montevideo Apr. 2004

 


EDITORIAL

REV URUG CARDIOL 2004; 19: 3-4

La Educación Médica Continua en la SUC.
¡Nuestra Sociedad está acreditada!
 




Hace 6 años, y siguiendo directivas de las autoridades políticas de la Sociedad Uruguaya de Cardiología (SUC), el Comité de Educación Médica Continua inició un camino de cambios en las características de las actividades por él organizadas, adaptándose progresivamente a las normativas sugeridas por la Escuela de Graduados (EdeG) de la Facultad de Medicina. De esta forma la SUC se integró al proceso liderado por la EdeG en vistas a la Acreditación de Instituciones y Actividades, la Recertificación profesional y finalmente, la creación de un Sistema Nacional de Desarrollo Profesional Médico Continuo (coordinador, estimulador, evaluador, y acreditador).

Hay conciencia en nuestro país de que el médico debe estar actualizado y certificado periódicamente, que para ello debe existir un Sistema Nacional de coordinación y que las Sociedades Científicas juegan un papel protagónico en la puesta en práctica de este Desarrollo Profesional Médico Continuo.

Hay que agregar además que en un futuro esta certificación periódica tendrá un carácter obligatorio (Resolución 36/90 del MSP referente a “la renovación periódica del registro de los títulos” por parte de los médicos).

El trabajo del Comité de Educación Médica Continua de la SUC tuvo como uno de sus objetivos fundamentales desarrollar un programa de actividades que se amoldara a los criterios de Educación Médica Continua que fueran delineados por la EdeG.

Los colegas que hayan participado en estas actividades habrán percibido un patrón de trabajo que se repetía en las diferentes sesiones: clara definición de objetivos, estructura de seminario-taller con grupos reducidos y fomento de la participación activa, formulario de evaluación, distribución de material docente con las exposiciones y bibliografía básica. Este esquema de trabajo ha sido el producto de numerosas horas de discusión, de evaluación de los aciertos y los errores cometidos, donde todos los compañeros integrantes (previos y actuales) del Comité han colaborado.

Culminando esta primera etapa y de acuerdo a las normas y requisitos elaborados por la EdeG, la SUC presentó en diciembre de 2003 la documentación y antecedentes en los cuales basaba su aspiración a ser acreditada como Institución prestadora de actividades de Educación Médica Continua. Es con enorme satisfacción que informamos que nuestra SUC ha sido acreditada como tal, habiéndose suscrito recientemente el contrato correspondiente con la EdeG. En consecuencia, de ahora en adelante, las actividades organizadas por el Comité de Educación Médica Continua serán evaluadas en aspectos cualitativos y cuantitativos y recibirán determinados créditos, unidad de medida de los mismos. Llegado el momento en que se decida regular el ejercicio profesional de modo obligatorio, la SUC estará en condiciones de integrarse al sistema brindando actividades educativas oficialmente evaluadas. Cuando el sistema funcione plenamente, el participante podrá

incorporar esos créditos a su curriculum como constancia del esfuerzo realizado para mantener su competencia.

Finaliza una etapa, necesaria pero más prolongada y trabajosa que lo inicialmente imaginado, sobretodo por las dificultades en lograr la comprensión de la mayoría de los colegas en cuanto a la importancia y jerarquía del proceso en marcha. De ahora en más se inicia otra etapa, con otras responsabilidades, otros escollos, otras exigencias. Este proceso debe ser entendido y asumido por todos, pues todos estamos involucrados. Es en este sentido que quisiéramos brevemente referirnos a algunos aspectos fundamentales de la etapa que se inicia.


En primer lugar, debemos entender claramente qué significa la Acreditación lograda. No se trata de un premio. Simplemente, basándose en el reconocimiento de ciertos antecedentes, se otorga una habilitación para realizar un programa de actividades de Educación Médica Continua bajo determinadas normativas y con determinadas implicancias. Esta habilitación deberá ser renovada periódicamente, y lo será en la medida que se cumplan ciertas condiciones y objetivos.

Para cumplir con estos objetivos, y este es el segundo aspecto que queremos destacar, se necesita contar con recursos humanos idóneos en educación del adulto. Es absolutamente necesario que nuestra Sociedad asuma la responsabilidad que le corresponde en la formación de estos recursos humanos y en la vinculación con las asesorías que sean necesarias para el diseño de las estrategias pedagógicas que nos permitan llegar con eficacia a la población objetivo.

Otro aspecto prioritario, relacionado estrechamente con el anterior, es el económico. Y esto más allá del costo anual fijo que tiene para la SUC el mantener la habilitación de la EdeG. Si entendemos correctamente el proceso descrito es notorio que estamos evolucionando desde una educación médica realizada en forma “amateur”, intuitiva y voluntarista, hacia una organización “profesional” de las actividades de aprendizaje. Estas actividades deberán ser financiadas como tradicionalmente (y para ello la contribución de las empresas vinculadas a la salud seguirá siendo imprescindible), pero la SUC debe asumir que el Comité debe tener la posibilidad de disponer de rubros para su funcionamiento y poder, entre otras cosas, remunerar a las personas responsables de la organización y funcionamiento de las actividades educativas (algo ya implementado por otras sociedades científicas).

El desafío es ahora más grande que antes. La Sociedad Uruguaya de Cardiología y su Comité de Educación Médica Continua deberán continuar perfeccionando sus actividades de Desarrollo Profesional Médico Continuo. No olvidemos que en un futuro más o menos cercano tendremos un Sistema Nacional que coordinará la necesaria actualización médica profesional, cuya renovación periódica tendrá un carácter obligatorio.

La Sociedad Uruguaya de Cardiología tendrá un papel protagónico en la Educación Continua de los cardiólogos en ejercicio. Como miembros actuales del Comité de Educación Médica Continua y fundamentándonos en los aspectos destacados previamente es que planteamos las nuevas responsabilidades de la Sociedad, sus miembros, y fundamentalmente del Comité. La SUC y sus autoridades deberán incorporar y asumir dichas responsabilidades dentro de su organigrama de funcionamiento, para poder alcanzar los objetivos comunes.


Dr. Ricardo Lluberas
Presidente del Comité de Educación Médica Continua de la SUC

Dr. Walter Reyes
Ex Presidente del Comité de Educación Médica Continua de la SUC